Porno casero

Aunque tu victoria es legal, eso no significa que sea legítima.
Ese curro era mío. Tú estabas ya colocao, hombre, tantos años de cardenal, ya en la cuesta abajo, admítelo, 78 castañas… Y yo, pasándolas canutas. A mí me sienta, además, mucho mejor que a ti la ropa litúrgica, que lo sepas. ¿O Porno casero?
Pero no pienso quedarme de brazos cruzados, Josephino, que la vida no está pa olvidar. Si es que ese curro me habría apañado la vida, hombre. Con casa y coche Click aquí |…
(Digresión imprescindible: tenía un familiar que estaba empeñado en convencerme, no sé porqué, porque a mí me la sudaba, que el Papamóvil con el que se movía Juan Pablo II en su primera visitaa España era un Seat Panda “preparao”. Yo le miraba como quien mira un fenómeno extraño y le decía que no, sobre todo porque me hacía muchísima gracia que le diera tanta importancia a la marca del papamóvil. Que, por cierto, no era un Panda. Seguimos…)

… Con cocinero, camareros y monjitas por ahí, pululando y llamándome santidad.

Mi venganza será épica. Y blasonada. Y triquiñuélica. O sea, teleñéquica.

A Zapatero vas.

Pienso chivarme de que no eres laico (él no sabe que se puede ser alemán y católico) y de que no simpatizas con el islam. Que no tienes intención de bendecir la homosexualidad; que no piensas dejar que se casen los curas; que no vas a repartir condones en los conventos.

Te vas a cagar, Joseph, no sabes la que te ha caído encima. ZP caerá sobre ti y… en fin, no se me puede ocurrir nada más cruel.

Al loro.

Wolffus Magnanimus.
Uno que no sabe perder.


P.D.: Que no, Pepe, que era broma. Felicidades, hombre, por lo menos tú tienes nombre de tío, Joseph, pero el que has elegido: Benedicto… no sé, hombre, no sé.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>