Lo último en la FACTORÍA CANALLA…

Este silloncito está recien salido de la Factoría Canalla, Otro día hablare de ella, pero por ahora os digo que son serie limitada (solo hay tres!).

A ver si alguien se anima y me los compra que talacosamumala.

La felicidad es relativa…
A Mariqui por ejemplo, le hace feliz ver como se refleja la luz de las farolas en el recien abrillantado salpicadero de su coche. Ayer noche me reí mucho con ella. Mientras grabábamos una aburrida boda, me relataba la odisea que supuso limpiar el coche. Por lo visto cogió al revés el espray abrillantador y todo el líquido fue directo a su nariz, es como si la estuviera viendo.
Qué coñazo lo de grabar bodas!, por qué se casará la gente?
Eso si, luego Mariqui hace maravillas, las deja como si las hubiera grabao Coppola.

Yo muchas veces me tengo que aguantar la risa, ayer fué especialmente duro el momento de llegada de los novios al banquete. Suena la salve rociera (si esa del ole ole oleeeeeeeeeeee…), y los novios de pie delante de la mesa presidencial cual si estuvieran presidiendo un desfile militar, mu metíos en su papel, para mi que se les hizo eterno. A mi me tocaba sujetar el foco en alto, casi se me cae el brazo a pedazos mientras el novio maldecía en su fuero interno al hijoputa (en este caso yo), que lo estaba dejando ciego.

Preferiríamos mil veces hacer un corto, pero lo de las bodas da de comer e incluso mientras las hacemos jugamos entre nosotras a interpretar secretamente un papel. Anoche yo hacía de Kevin Costner en El Gualdaespaldas, por eso de ir pegada a Mariqui como una lapa. Cuando se lo dije le entró la risa y casi se carga la toma con el meneito de jiji jaja.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>